Nevera que ahorra consumo de energía






Si bien hay muchos avances en materia de consumo de energía en aparatos electrónicos, los electrodomésticos grandes siguen teniendo un consumo más que importante, algo que se nota cuando llega la factura de electricidad.

Hace 20 años atrás, una nevera típica consumía 800 o más kilovatios, luego, hace 10 años que se redujo a 500 y finalmente ahora un consumo de 350 kWh es normal para casi todos los refrigeradores del mercado.

Este numero le pareció alto a Tom Chalko, un inventor de Australia, quien tuvo la idea de convertir un viejo congelador en una nevera de alta eficiencia usando nada más que un termostato interno, con en el compresor hackeado. El resultado es el increíble consumo de 100 watts por día, para que te des una idea, es el equivalente a una bombilla de 100 vatios.



Deja tu comentario
Tu Comentario