Irlanda no levanta cabeza






El país que con más atención se sigue desde hace unas semanas es Irlanda y se debe al débil estado de su economía. Se cree que inminente que el país insular deba hacer uso del fondo de rescate de la Unión Europea. Aunque el gobierno irlandés se empeña en decir que ello no será necesario “Estamos haciendo las cosas como hay que hacerlas; cuando un alumno es aventajado no hace falta poner un profesor en clase”, dicen fuentes del Ministerio de Finanzas irlandés, dado que tienen total convencimiento de que su plan de austeridad logrará cumplir los objetivos.

Si bien algunos indicadores muestran que hoy en día comer en algún lugar de Dublín cuesta menos que en los años de esplendor irlandés, el problema reside en que los sueldos son muchos más bajos que aquellos años por lo que en términos reales ahora resulta más caro. Además la tasa de desempleo se incrementó durante el último año un 2%.

Ante este panorama los líderes G-20 y las Unión Europea analizan las medidas que son necesarias tomar para lograr recuperar a la alicaída Irlanda.

“El factor crucial es que las exportaciones, que son el 80% de nuestro PIB, siguen creciendo. Este año lo habrán hecho en un 6,25% frente al retroceso del 4% del año pasado (en los países líderes europeos fue peor), y una estimación nada generosa para 2011 sitúa la subida en el 5%”, afirma un economista reconocido irlandés.

El PIB crecerá un 1,25% durante el presente año que a pesar de no ser una cifra negativa es muy bajo como para disminuir las tasas de desempleo



Deja tu comentario
Tu Comentario